Enrique Ponce

El primero de la tarde lo ha recibido el caballo tirando derrotes al cuello y con la cara muy arriba. Al toro, de salida se le ha visto un defecto en la vista, aspecto este que el maestro de Chiva ha confirmado en la entrevista que nos ha concedido. Se ha doblado desde el tercio llevándoselo a los medios muy bien. Ponce ha dado unas extraordinarias tandas con la derecha que el público ha aplaudido con ganas, pero el toro, al salir del muletazo, desarrollaba ese problema en la vista tirando derrotes con la cara arriba. Logra unos magníficos naturales a base de templarlo mucho. Lo mata de media estocada desprendida y el público lo premia con una ovación, tras leve petición de oreja.

Con el cuarto de la tarde tampoco ha tenido suerte el maestro Ponce. Tras recibir una vara, cambia el tercio. Gran lidia la de en la brega. Ha brindado el toro al público albaceteño, y tras doblarse con él con excelente técnica, se lo lleva a terrenos del ocho y empieza su faena en redondo. Muletazos con la derecha de gran estética y belleza, pero por el pitón izquierdo no se los traga igual. Le ha realizado una gran faena componiendo la figura y propinándole muletazos muy verticales de extraordinaria torería. Tras una estocada muy desprendida, el público le pide la oreja pero el presidente se la niega. Gran ovación saludando desde el tercio.

Julián López “El Juli”

El segundo de la tarde ha sido sin duda el mejor toro de la corrida. Ha entrado muy bien por ambos pitones en el capote de “El Juli”. Ha recibido un puyazo sin terminar de emplearse bien en el caballo. Tras un quite por tafalleras, cambia el tercio. Brinda su toro al público y se lo lleva a los medios con unas trincherillas muy aplaudidas por el público. Al toro había que darle tiempo, pero ha entrado en la muleta de Julián con mucha nobleza y bravura. Naturales interminables que han hecho enloquecer los tendidos. Lo ha llevado muy embebido en la muleta, y de esa manera ha logrado una gran faena por ambos pitones. Tras una estocada hasta la gamuza, lo premian con dos orejas y al toro con vuelta al ruedo.

El quinto de la tarde también ha tenido mucha cadencia y nobleza tomando el capote de “El Juli” con el hocico abajo. El toro ha estado justito de fuerza y de esa manera solamente lo ha apuntado el picador con la vara. En banderillas ha tirado la cara arriba y los banderilleros de la cuadrilla del torero madrileño no se han podido lucir. Al iniciar su faena de muleta también se vaticinaba el éxito, y tanto es así, que le ha pegado muletazos por el pitón izquierdo con un temple extraordinario. Al público lo ha puesto en pie y, de no haber tenido que utilizar el verduguillo en tres ocasiones, lo hubiesen premiado también con las dos orejas. De esta forma solamente corta una.

El tercero de la tarde, después de salir de chiqueros y recibirlo Castella con el capote, se ha caído y se ha descolgado, quedándose el animal imválido. Complicaciones a la hora de matar al toro, porque ha estado por lo menos veinte minutos en el ruedo intentando pasarlo con lo cabestros a los corrales, o apuntillarlo. Finalmente ha entrado a matarlo el propio Castella. El sobrero ha sido un toro del hierro de El con pocas posibilidades de triunfo. Ha empujado en el caballo, pero en la faena de muleta le ha faltado algo de casta. Tras pegarle algunas tandas con ambas manos, lo mata de dos pinchazos y estocada muy tendida. Silencio para Castella.

El toro que ha cerrado la Feria ha salido con las fuerzas justas y solamente ha recibido un ligero puyazo. Tras un quite por chicuelinas del torero francés, cambia el tercio. Gran subalterno , colocando banderillas con una ejecución impecable. Le ha realizado una faena muy aseada por ambos pitones, pero a la mitad de la faena le ha tenido que pegar los muletazos uno a uno. Finalizando ya la faena, al toro le costaba mucho entrar a los cites de Castella pero el torero ha estado por encima del toro en todo momento. Tras fallar en su primer intento, le coloca una gran estocada. Petición unánime del público y oreja para Sebastián Castella.