“A nuestro entender, el planteamiento expuesto por la Viceconsejería de Cultura es reduccionista y presenta además contradicciones en su justificación”, ha lamentado Ganemos en una nota de prensa en la que argumenta que la ampliación serviría para “paliar en parte la dejadez que tradicionalmente ha sufrido Albacete por parte de las administraciones públicas en la gestión de su patrimonio histórico”.

Por ello, Ganemos Albacete propone que el eje norte-sur incluya también el tramo hasta la Plaza de porque siendo, a su juicio, “posiblemente el más degradado, aún cuenta con dos de las construcciones más singulares de la ciudad como son la Casa de , del año 1916 (calle 11 esquina con Tesifonte Gallego) y el Chalet Fontecha, de 1922 (calle Tesifonte Gallego 22)”.

A parte de este enclave, que no ha sido incluido en la Resolución publicada, Ganemos también pide la inclusión de varios edificios de la plaza de Gabriel Lodares ubicados en sus tres chaflanes por “preservar un ambiente de época”. “Dicha plaza constituye además el eje vertebrador entre la creciente ciudad del siglo XX y las nuevas necesidades de ocio y esparcimiento representadas en el parque de Abelardo Sánchez”, ha agregado.

Asimismo, consideran conveniente incorporar al listado de edificios afectados por la protección algunos situados en el paseo de y en la Avenida de España (IES Bachiller Sabuco, 1923-31), así como otros de la calle , y ().

En lo que al eje este-oeste se refiere, Ganemos Albacete defiende también la incorporación al conjunto histórico protegido de las calles Mayor y Zapateros y la prolongación de la plaza del Altozano con las calles Martínez y , ya que “constituyen parte esencial del crecimiento de la ciudad a lo largo de la Edad Moderna, como nexo de unión de sus hitos geográficos, la primera, y como vía relacional entre la ciudad y su Feria, las segundas”.

DEFINICIÓN DE CONJUNTO HISTÓRICO

Ganemos solicita también que el nombramiento sea de Conjunto Histórico para esta zona, como recoge “la propia definición de la Ley de Patrimonio Cultural de Castilla-La Mancha”. “Aunque individualmente —los edificios— no tienen especial relevancia, son testigos de la evolución y cultura de una comunidad humana”, ha argumentado.

Por último, ha nombrado otra serie de edificios “singulares que quedan fuera de la zona y que deberían incluirse individualmente en categoría de Construcción de Interés Patrimonial en la Declaración, ya que si bien algunos de ellos están en el Catálogo de Bienes Protegidos del Ayuntamiento este documento se aprobó provisionalmente en 1998 y hasta la fecha todavía no ha sido revisado”. Dichos edificios son: Plaza de Toros, Fábrica de , Depósito del Sol, , Antiguos Almacenes Piqueras y antiguos sindicatos.