Entre los asuntos abordados, el representante de la UPA ha podido detallar al presidente de la Diputación la evaluación de daños que desde la organización agraria han venido desarrollando tras la fuerte tormenta de lluvia y granizo que afectó el primer domingo de julio a parte de la comarca de La Manchuela, con especial incidencia en la zona de Casas Ibáñez, según ha informado la Diputación de Albacete en nota de prensa.

Así, ha pormenorizado que en dicha localidad han sido unas 1.800 las hectáreas dañadas, si bien ha explicado que el modo en el que afectaron las inclemencias meteorológicas fue muy desigual en la localidad, con zonas cuyas parcelas registraron daños de entre el 90% y el 100% de su superficie y otras en las que los destrozos quedaron en torno al 40%.

Además, González ha podido explicarle al presidente de la máxima institución provincial que las zonas de viñedo pudieron, por fortuna, escapar a los daños que el granizo sí provocó en otros puntos de la localidad.

Al hilo de esto, ha podido transmitirle a Cabañero la buena acogida con la que, un año más, la UPA celebró recientemente unas jornadas técnicas en las que los profesionales del campo pudieron informarse más y mejor sobre el proceso de peritación de daños.

Igualmente, ha hablado al presidente de la preocupación creciente que se vive en el sector ante los incrementos de precios que están produciéndose en los seguros agrarios, alertando del peligro que puede suponer que quienes se ganan la vida en el sector primario estén obviando la posibilidad de asegurar sus explotaciones al no poder asumir esa importante subida económica.

COLABORACIÓN ENTRE DIPUTACIÓN, UPA y FADEMUR

El encuentro también ha permitido a sus protagonistas transmitir a Cabañero su felicitación por la renovación del cargo de presidente de la Diputación albaceteña, tendiéndose mutuamente la mano para seguir trabajando de forma coordinada por seguir haciendo de nuestra agricultura y ganadería “un baluarte que siga generando oportunidades crecientes en forma de puestos de trabajo y de generación de riqueza y de productos agroalimentarios que son un auténtico referente más allá de nuestras fronteras”.

Así, el presidente de la institución provincial ha transmitido a González y Fresneda la disposición de la Diputación de seguir colaborando con ellos a través de los convenios que se vienen suscribiendo tanto con la Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos como con la y a través de los que se desean fomentar iniciativas que ahonden en la lucha del medio rural contra el cambio climático y la despoblación, así como la desigualdad de género.

Precisamente la responsable de FADEMUR, Mariluz Fresneda, ha podido detallar a Cabañero el impulso importante que viene experimentando esta Federación en el territorio, colaborando activamente en muchos pueblos en los que están desarrollando una gran labor de puesta en valor de las mujeres del medio rural, de creación de oportunidades laborales para ellas, así como de formación y de concienciación en temas como la violencia de género mediante talleres, charlas, cursos, cine-forum y otras iniciativas.

Fresneda le ha hablado también de la gran acogida que están teniendo las ferias itinerantes que, de la mano de la Diputación, FADEMUR viene celebrando anualmente en diferentes puntos de la provincia para servir de escaparate en el que mujeres artesanas y productoras pueden vender sus artículos. Citas que, de cara a su próxima edición, pasarán por localidades como Riópar, Tarazona, Casas de Lázaro, o Alcalá del Júcar.

Santiago Cabañero ha agradecido a sus interlocutores su enorme implicación en este tipo de trabajos y en cuantas iniciativas pone en marcha tanto la UPA como FADEMUR en pro de seguir fomentando mejoras en la provincia.

Y les ha animado a continuar por esa senda, junto a la Diputación de Albacete, poniendo énfasis en seguir mostrando la valía de nuestro sector agroalimentario y avanzando especialmente en objetivos para Cabañero en este mandato: el fomento de la igualdad, de la sostenibilidad, de los principios que articulan la Agenda 2030, la defensa del agua y su uso responsable y eficiente y la lucha contra la realidad del cambio climático.