Así figura en sendas resoluciones de la Viceconsejería de Cultura publicadas este miércoles en el Diario Oficial de Castilla-La Mancha (DOCM), recogidas por Europa Press.

La Consejería de Educación, Cultura y Deportes considera que estos cuatro bienes reúnen los valores necesarios para gozar de la protección que la legislación vigente dispensa a los Bienes de Interés Patrimonial, por lo que entiende procedente su declaración como tal.