En el marco del I Congreso Gastronómico de Castilla-La Mancha, celebrado de manera simultánea a la XIII edición de la Feria Alimenta en el Palacio de Congresos y Exposiciones de Albacete, Carlos Bachiller, director comercial de Vinos Aldonza, se ha referido a la situación actual del sector vitivinícola. Según apuntaba, las ventas al exterior están siendo muy superiores a las que se producen dentro de nuestras fronteras, sobre todo en mercados emergentes.

Carlos Bachiller señalaba los principales problemas que presenta el mercado internacional, sobre todo en tiempos de crisis, destacando el exceso de producción. En este sentido apuntaba que “en C-LM existen demasiadas marcas y Denominaciones de Origen”.

En su opinión todos los vinos deberían estar englobados bajo el mismo paraguas regional a la hora de exportar los productos para que la imagen sea más homogénea y seria. “Un problema institucional que necesita de manera urgente unificar criterios”, según apuntaba Carlos Bachiller.

Entre los objetivos iniciales que conforman las señas de identidad de Vinos Aldonza, su director comercial apuntaba que cuentan con una única marca para no confundir al consumidor y reforzar su imagen en el mercado, sobre todo exterior, sin olvidar el compriso de no elaborar vinos que no sean de su propia cosecha, controlando el producto terminado desde el origen hasta la comercialización.

Por su parte, el jefe de cocina del restaurante “Birubi” de Albacete hacía referencia a las veladas gastronómicas para congresistas que celebrarán hasta el próximo día 30 de este mes. Según explicaba Carlos Santana, “hemos querido hacer estas veladas aprovechando el tirón del I Congreso de Gastronomía de C-LM con el objetivo de potenciar la gastronomía de Albacete, principalmente con productos manchegos”.

Un menú variado con platos de diseño y calidad, acompañados de una excelente carta de vinos. “Birubi” cuenta en la actualidad con más de 500 referencias de vinos, la mitad corresponden a Castilla-La Mancha con el objetivo de impulsar los caldos de nuestra tierra.

En relación a la crisis económica, Carlos Santana señalaba que “la crisis existe, pero al Birubi le ha afectado muy poco, ya que incluso hemos tenido que contratar a una persona más”. En el caso de este restaurante albaceteño, las cuentas han bajado un poco, pero no el volumen de clientela.