De nuevo toda la sociedad albaceteña se ha reunido en torno a la celebración de un aniversario más para la Constitución Española, que festeja este 6 de diciembre su cumpleaños número 41.

La cita, organizada en la Subdelegación del como viene siendo tradicional, ha congregado a una nutrida representación social, política y militar del territorio provincial y ha contado con la participación directa de un cuarteto musical de la Banda Sinfónica Municipal de Albacete (compuesto por , al saxofón soprano; , al saxofón alto; Juan José Bañón, al saxofón terno; y Luis Alberto Nevado, al saxofón barítono), así como de cuatro jóvenes estudiantes del Instituto de Educación Secundaria Al- Basit que han cumplido este año la mayoría de edad y que han leído cada uno de los artículos de la Carta Magna que han sido seleccionados para este evento por parte de las instituciones organizadoras: Subdelegación, JCCM, Diputación Provincial y Ayuntamiento de Albacete. Todo ello, mientras la artista albaceteña ha realizado en directo un lienzo alusivo a los valores constitucionales en torno a los que se ha conmemorado oficialmente esta efeméride especial para todo el país.

, presidente de la Diputación de Albacete, ha sido el encargado de encabezar la representación de la y que han completado los vicepresidentes y por parte del Equipo de Gobierno, y miembros de otros grupos de la Corporación.


Cabañero: “Los mayores logros de este país han llegado fruto de esta norma común, y en cuya elaboración ha señalado que “se dejaron la piel, el sueño (y muchos de sus intereses individuales y partidistas) quienes a ella se dedicaron por entero en un momento crucial para España”


El artículo elegido precisamente por la Diputación ha sido el 141, sobre el que Cabañero ha fundamentado los ejes principales de su intervención institucional en el acto, y que ha querido comenzar aludiendo precisamente al espíritu de unión y colaboración interadministrativos desde el que se ha forjado, “celebrando al unísono y con una misma voz, plural y libre, los 41 años de la Constitución española: ésa que tanto anhelaron nuestros abuelos y abuelas; y ésa por la que tanto lucharon nuestros padres, buscando que hoy, nosotros y nosotras, y quienes nos siguen, podamos desarrollarnos en Democracia y en un Estado de Derecho que ampare a todas y cada una de las personas pero, especialmente, a las que más necesitan la protección del Estado”, ha resaltado.

Cabañero ha incidido en que los mayores logros de este país han llegado fruto de esta norma común, y en cuya elaboración ha señalado que “se dejaron la piel, el sueño (y muchos de sus intereses individuales y partidistas) quienes a ella se dedicaron por entero en un momento crucial para España”.

Más allá de si es preciso adaptarla o no a los nuevos tiempos en determinadas cuestiones concretas (relacionadas, en su mayoría, a aspectos que habrían de quedar refrendados y protegidos como derechos fundamentales para mejorar la vida de la ciudadanía), él presidente provincial ha subrayado que “aún es mucho lo que esta Constitución del ‘78 tiene para ofrecernos y lo que nosotros y nosotras podemos hacer por ella”.

Por ejemplo (ha añadido), poniéndola en valor pero, sobre todo, “trabajando decididamente por su total cumplimiento en muchos temas prioritarios que nos definen como un Estado avanzado, digno de admiración más allá de nuestras fronteras y esmerado en procurar una vida digna a quienes en él se dan la mano”.

“Pero también poniéndonos enfrente de todos aquellos y aquellas que, saltándose lo escrito en esta Carta Magna que a muchos y muchas les llena la boca, no hacen más que plantear retrocesos y mermas en cuestiones que, como se reflejan en este documento base de nuestro Estado de Derecho, quedaron claras (o así lo creíamos) hace años”, ha añadido.

En relación al artículo 141 leído por , alumna del IES Al-Basit a petición de la Casa Provincial, y que defiende la personalidad jurídica propia de las provincias y la encomienda de sus gobiernos a las Diputaciones, Cabañero ha asegurado que él, que tiene “el honor de presidir la de Albacete”, confiesa que cada mes, semana y día que vive asumiendo esta responsabilidad, no son para él sino “una muestra más de lo equivocados que estaban quienes no hace demasiado tiempo ponían en duda el papel (e incluso la propia existencia) de las Casas Provinciales: germen de la igualdad de oportunidades a todos los niveles, se viva donde se viva”, ha enfatizado.

Admitiendo que se puede ser más eficientes, más eficaces y más ambiciosos en ese objetivo, ha afirmado que lo que está meridianamente claro es que “es preciso trabajar para ello, y no poner en duda ni cuestionar su utilidad (que la tiene, y toda la del mundo)”.

“Necesitamos valorar la esencia que desprende este artículo 141 de la Constitución Española, que vela por las instituciones provinciales como nexo de unión y de protección de los gobiernos locales (que, no lo olvidemos nunca, son los que atienden en primera instancia las verdaderas necesidades de nuestra gente): las que escuchan, tocan y sienten en primera persona el día a día de sus vecinos y vecinas”.


Cabañero afirma que las Diputaciones son “las vertebradoras del municipalismo más auténtico”


“Ahora, que se han instalado en la agenda pública conceptos como reto demográfico, o como la necesidad de mancomunar servicios, optimizar recursos, evitar duplicidades o reducir costes por la economía de escala en la prestación de esos servicios, muchas veces no reparamos en esas Administraciones que se dedican (y desde sus mismos orígenes) a buscar fórmulas con las que intentar llegar hasta el último de los rincones con servicios y prestaciones que todo el mundo tiene derecho a disfrutar, resida donde resida”, ha explicado.

De ahí que haya recalcado especialmente que “las Diputaciones son las vertebradoras del municipalismo más auténtico, y la mejor vía para coordinar e implementar todas aquellas políticas que garanticen que nadie será ciudadano de segunda por vivir en un pequeño municipio”.

Por ello, ante los y las presentes en esta celebración, ha querido “poner en valor a esas Administraciones que se llaman (y a mucha honra) ‘Ayuntamiento de Ayuntamientos’ y, con ellas, al fondo con el que se crearon y al que debemos cada una de nuestras acciones al servicio de la gente” pero, sobre todo, “a quienes las llenan de vida, de ideas y de buen hacer: sus empleados y empleadas”.

Una responsabilidad que Cabañero ha subrayado que asumen “plenamente comprometidos y comprometidas y, junto a los Ayuntamientos, cargando en muchas ocasiones con competencias que no nos corresponden, pero sin oír nunca a un municipalista decir ‘esto no es de mi competencia’, porque todo lo que le ocurre a nuestros vecinos acaba siendo de nuestra incumbencia”, ha concluido, deseando a todos los presentes y todas las presentes un feliz día de la constitución.

Junto al presidente de la máxima institución provincial, han tomado la palabra, en nombre de sus respectivas Administraciones, el subdelegado del Gobierno de Albacete, (que ha basado sus palabras en el artículo 27 dedicado a la Educación); el delegado de la JCCM en Albacete, (que ha centrado su intervención en el artículo 137, enfocado a la división territorial del Estado en municipios y Comunidades Autónomas); y el alcalde de Albacete, (que ha hablado sobre el artículo 14, basado en la Igualdad).