En Semana Santa, visita Castilla-La Mancha

El Turismo, motor dinamizador de la Economía de Castilla-La Mancha

El turismo ha experimentado en Castilla-La Mancha un desarrollo muy positivo durante los últimos años, que ha situado a la región entre los principales destinos turísticos del interior de España.

El patrimonio histórico y monumental es uno de los principales ejes vertebradores del turismo en la Comunidad. En este sentido hay que destacar la declaración por parte de la UNESCO como Patrimonio de la Humanidad de los cascos históricos de las ciudades de Toledo (1986), Cuenca (1996) y Almadén (Ciudad Real) (2012), que cuentan con una importante oferta museística, monumental e histórico-minera, en el caso de esta última. Además, existen multitud de localidades en las cinco provincias, que disfrutan de un imponente legado histórico-cultural como Alcaraz, Chinchilla de Montearagón, Almagro, Villanueva de los Infantes, Belmonte, Huete, Atienza, Budia, Tembleque o Mora (entre otras muchas).

La Comunidad es conocida universalmente gracias a las andanzas de Don Quijote de la Mancha, personaje creado por la pluma de Miguel de Cervantes, y que en su cuarto centenario ha sido reavivado como potencial vínculo turístico. De entre otras iniciativas destaca la Ruta de Don Quijote, corredor turístico más largo de Europa, que, a lo largo de sus 2.500 kilómetros, atraviesa 146 municipios y recorre los principales espacios naturales y culturales de Castilla-La Mancha.

Junto al turismo cultural y monumental, la Comunidad cuenta con una importante oferta de turismo de naturaleza (parques nacionales, naturales y reservas), muy vinculado al turismo rural, y que se ha convertido en un motor de desarrollo y empleo en los municipios más pequeños.

Relacionados con la idiosincrasia castellanomanchega se encuentra el enoturismo (Castilla-La Mancha cuenta con la mayor extensión de cultivo de vid de todo el mundo), o el turismo de tradiciones en donde la cultura popular se mezcla con el ambiente festivo (romerías, procesiones, festivales, encierros,…).

Además de ello, en los últimos años se ha impuesto otro tipo de turismo de carácter más urbanita, el turismo ferial y de congresos, sin olvidar el turismo gastronómico, o la creación de varias rutas cinematográficas (Amanece que no es poco o sobre el director Pedro Almodóvar) en diferentes puntos de la Comunidad.

Plan Nacional e Integral de Turismo (PNIT) 2012-2016

El 22 de junio de 2012 el Consejo de Ministros aprobó el Plan Nacional e Integral de Turismo (PNIT) 2012-2016 presentado por el ministro de Industria, Energía y Turismo, José Manuel Soria. Este Plan es una herramienta del Gobierno que define las líneas maestras para mejorar la competitividad sector turístico como motor de la economía española y renovar el liderazgo mundial en materia turística.

Con un enfoque pragmático, esta hoja de ruta está compuesta por 6 ejes, 28 medidas y 104 acciones, elaboradas con aportaciones de todos los agentes públicos y privados, con un presupuesto estimado de entre 1.600 y 1.800 millones de euros para el periodo.

Entre las medidas, destacan la intensificación de la marca España y de la fidelización de nuestros visitantes, el estímulo de la demanda nacional, optimizar la política de expedición de visados, reconversión de destinos maduros, líneas de créditos a renovación de infraestructuras y la homogenización en la clasificación de los alojamientos.

También se modificará la legislación actual para introducir más grado de flexibilidad hacia el sector turístico y se abrirá Turespaña a la entrada de capital privado en la toma de decisiones y en la financiación.

Plan Estratégico de Turismo 2010-2014 en Castilla-La Mancha

El Plan Estratégico de Turismo 2010-2014 es un sistema de gestión turística elaborado por el Gobierno de Castilla-La Mancha sobre tres ejes (Posicionamiento, Competitividad y Sostenibilidad) que cuenta con 9 programas a través de los cuales se ejecutarán más de 60 actuaciones.

Entre los objetivos del nuevo plan está incrementar el número de turistas que viene a Castilla-La Mancha, así como el gasto medio que éstos realizan en nuestra región. También se busca que crezca la estancia media de los visitantes, todo a través de un modelo de desarrollo sostenible basado en un turismo de calidad.

Durante los próximos cuatro años se reforzarán las actuaciones de marketing para consolidar la imagen de marca de Castilla-La Mancha con especial énfasis en la calidad y el compromiso medioambiental.

Entre las actividades contempladas dentro del Plan Estratégico de Turismo 2010-2014 destacan la mejora de los puntos de información turística en las llegadas de viajeros, así como mejorar las señalizaciones, la accesibilidad y fomentar el uso de las energías renovables.

Dentro de este nuevo Plan se contempla también un nuevo impulso a la Ruta de Don Quijote con el fin de convertir Castilla-La Mancha en un verdadero escaparate de la oferta a escala mundial, así como uno de los destinos turísticos destacados del país.

Especial IV Centenario segunda parte de El Quijote
Especial V Centenario Santa Teresa de Jesús
Actualidad
Especial I Congreso Internacional de Tauromaquia
Publicidad: